OTRAS LESIONES DE PIEL

LESIONES DE PIEL RELACIONADAS CON EL CUIDADO

De acuerdo con la Declaración SIPIELA Colombia 2015 las lesiones de piel relacionadas con el cuidado (LPRCs) representan un importante problema de salud pública en virtud de los impactos negativos en la salud, la economía, las dimensiones física, social y psicológica de las personas que las padecen y de sus cuidadores. Asimismo, generan cargas importantes de tipo económico y de trabajo en el equipo de salud.
Estas LPRCs agrupan alteraciones cutáneas tales como: úlceras por presión (UPPs), dermatitis asociada a la incontinencia (DAI) urinaria, fecal y/o mixta, daño de la piel relacionado con adhesivos de uso sanitario (MARSI,por sus siglas en inglés), escoriaciones y/o rasgaduras en piel (Skin Tears, por sus siglas en
inglés) y otros, que se presentan generalmente en pacientes con edades extremas (ancianos y recién nacidos) o en aquellas personas que tienen algún tipo de limitación cognitiva y/o de movilidad, con estancia prolongada de hospitalización y de reposo en cama. (Ver texto completo)

LINFEDEMA

LINFEDEMA-182x300

¿QUÉ ES?

“Acumulo de agua, sales, electrolitos, proteínas de alto peso molecular y otros elementos en el espacio intersticial, llevando a un aumento de volumen de la región corporal como consecuencia de una alteración dinámica y/o mecánica de la circulación linfática que lleva a un aumento de volumen progresivo y evolutivo de la extremidad o región corporal con disminución de su capacidad funcional e inmunológica, aumento de peso y modificaciones morfológicas.”

¿CÓMO SE ORIGINA?

LINFENDEMA

ESTRATEGIAS PARA LA PREVENCIÓN

  1. Evitar los hematomas, seromas, fibrosis e infecciones, puesto que aumentan los riesgos de desarrollo de la patología linfática.
  2. Es ideal, una vez realizado el acto quirúrgico (cuadrantectomía – mastectomía total – extirpación ganglionar) comenzar inmediatamente con un programa de ejercicios que involucren la movilidad de la zona afectada, el cual debe ser realizado por fisioterapeutas entrenados en rehabilitación linfática.
  3. Dieta rica en verduras, frutas y legumbres. Evitar el consumo de alimentos conservados en nitritos, y disminuir el consumo de sal.
  4. Evitar todo aquello que comprima la extremidad, puesto que dificulta la circulación de retorno (anillo, pulsera, relojes, ropa ajustada, utilizar brasier con tiras anchas para evitar comprimir el área del hombro.
  5. Evitar levantar o sostener objetos pesados en la extremidad afectada, usar guantes para la realización de oficios varios.
  6. No exponerse al sol, ni a fuentes que irradien calor, como: estufa, horno, plancha, sauna, jacuzzi, y agua caliente.
  7. Utilizar jabones neutros.
  8. Realizar adecuado secado de las extremidades o zona afectada.
  9. Utilizar cremas hidratantes a base de Urea al 10%.
  10. Evitar la toma de tensión arterial, la fleboextracción, la aplicación de vacunas o medicamentos inyectables en la extremidad afectada.
  11. En caso de presentar heridas, lavar la zona afectada con soluciones antisépticas, para evitar procesos infecciosos asociados.
  12. Utilizar su propio Kit para la realización de manicura y pedicura.
  13. Evitar la utilización de talcos, disminuyendo así la aparición de procesos micóticos.

 

Podrás encontrar el documento completo del Consenso Latinoamericano para el tratamiento del lindefema   haciendo click.

 

A %d blogueros les gusta esto: